VIÑEDOS

Nuestra finca Viña Lanciano está situada en un impresionante meandro natural, formado como consecuencia de las crecidas y estiajes del río Ebro a lo largo de miles de años. Para poder sobrevivir en este antiguo lecho, las cepas se ven obligadas a hundir profundamente sus raíces en busca de nutrientes, realizando así un esfuerzo vital que aporta toda la personalidad al vino y lo hace único. Esta localización singular de Viña Lanciano, al abrigo de la Sierra de Cantabria, favorece un microclima en sus 72 hectáreas, que conforman un excepcional terroir.

El respeto, tanto por la tierra como por el equilibrio lógico de la naturaleza, se ha convertido en una de nuestras señas de identidad. De ahí nuestra apuesta decidida por la viticultura sostenible, por el mimo a la materia prima y el manejo del suelo sin el uso de ningún tipo de abonado químico.

img_vin3

PUENTE MANTIBLE

Un viñedo desde el que se contemplan las vistas de una tierra rodeada de historia, la del Puente romano de Mantible. Cuenta la leyenda que este fue lugar de paso de Carlomagno durante la liberación de los 12 pares de Francia, secuestrados por los musulmanes. Esta colosal obra impresionaba por sus grandes dimensiones: 164 m de largo, 30 m de alto, 5 m de ancho y 7 arcos de medio punto.

Viña Lanciano

Viña Lanciano es el nombre de nuestro viñedo y, probablemente, de la finca más espectacular de Rioja, con el Ebro como frontera natural entre Rioja Alta y Rioja Alavesa. Rodeada completamente por un meandro del río Ebro y situada en una zona en que la que abundan las pequeñas parcelas, las 72 hectáreas de Viña Lanciano son un verdadero privilegio para elaborar nuestros vinos de alta gama: Viña Lanciano, LAN A Mano y Culmen.

Dividida en 24 parcelas, las cepas de hasta 60 años de Tempranillo, Mazuelo, Graciano y Garnacha disfrutan de unas condiciones privilegiadas. La combinación de clima, tipo de suelo, variedades plantadas y conducción produce uvas de gran personalidad. Viña Lanciano es una finca de suelo pedregoso y pobre, con muy poca producción y de maduración temprana. Protegida de los vientos por la Sierra de Cantabria y suavizada su climatología por el río, en la finca practicamos la viticultura sostenible, con el fin de conseguir una viticultura de equilibrio, fomentando las autodefensas de las plantas y un microclima de los racimos con buena aireación y luminosidad.

Comenzamos la vendimia cuando las uvas están en su estado óptimo de maduración y la realizamos a mano en toda la finca, controlando el estado de cada una de sus parcelas. Una vez en bodega, llevamos a cabo una doble selección manual de cada racimo y cada grano completamente a mano, de modo que solo aquellos que están en perfecto estado logran pasar a la siguiente fase de elaboración.

Puente Mantible
Finca Viña Lanciano

Nuestra finca Viña Lanciano está situada en un impresionante meandro natural, formado como consecuencia de las crecidas y estiajes del río Ebro a lo largo de miles de años. Para poder sobrevivir en este antiguo lecho, las cepas se ven obligadas a hundir profundamente sus raíces en busca de nutrientes, realizando así un esfuerzo vital que aporta toda la personalidad al vino y lo hace único. Esta localización singular de Viña Lanciano, al abrigo de la Sierra de Cantabria, favorece un microclima en sus 72 hectáreas, que conforman un excepcional terroir.

El respeto, tanto por la tierra como por el equilibrio lógico de la naturaleza, se ha convertido en una de nuestras señas de identidad. De ahí nuestra apuesta decidida por la viticultura sostenible, por el mimo a la materia prima y el manejo del suelo sin el uso de ningún tipo de abonado químico.

img_vin3

PUENTE MANTIBLE

Un viñedo desde el que se contemplan las vistas de una tierra rodeada de historia, la del Puente romano de Mantible. Cuenta la leyenda que este fue lugar de paso de Carlomagno durante la liberación de los 12 pares de Francia, secuestrados por los musulmanes. Esta colosal obra impresionaba por sus grandes dimensiones: 164 m de largo, 30 m de alto, 5 m de ancho y 7 arcos de medio punto.

Puente Mantible

Viña Lanciano

Viña Lanciano es el nombre de nuestro viñedo y, probablemente, de la finca más espectacular de Rioja, con el Ebro como frontera natural entre Rioja Alta y Rioja Alavesa. Rodeada completamente por un meandro del río Ebro y situada en una zona en que la que abundan las pequeñas parcelas, las 72 hectáreas de Viña Lanciano son un verdadero privilegio para elaborar nuestros vinos de alta gama: Viña Lanciano, LAN A Mano y Culmen.

Dividida en 24 parcelas, las cepas de hasta 60 años de Tempranillo, Mazuelo, Graciano y Garnacha disfrutan de unas condiciones privilegiadas. La combinación de clima, tipo de suelo, variedades plantadas y conducción produce uvas de gran personalidad. Viña Lanciano es una finca de suelo pedregoso y pobre, con muy poca producción y de maduración temprana. Protegida de los vientos por la Sierra de Cantabria y suavizada su climatología por el río, en la finca practicamos la viticultura sostenible, con el fin de conseguir una viticultura de equilibrio, fomentando las autodefensas de las plantas y un microclima de los racimos con buena aireación y luminosidad.

Comenzamos la vendimia cuando las uvas están en su estado óptimo de maduración y la realizamos a mano en toda la finca, controlando el estado de cada una de sus parcelas. Una vez en bodega, llevamos a cabo una doble selección manual de cada racimo y cada grano completamente a mano, de modo que solo aquellos que están en perfecto estado logran pasar a la siguiente fase de elaboración.

Finca Viña Lanciano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>